La primera tostadora inteligente

20 Jul 2017
Rost Coffee. La tostadora doméstica que se maneja vía app.

Con ustedes, la primera tostadora inteligente de café. El ingeniero noruego Sverre Simonsen decidió diseñar una tostadora de café con un kilo de capacidad para su máster en ingeniería mecánica de la Norwegian University of Sciencie and Technology. El prototipo tuvo tanto éxito que Simonsen, animado por su propio hermano, lo presentó a Nordic Approach, una empresa que se dedica a la importación de café, donde le propusieron crear un modelo doméstico. Tras tres años de trabajo, los hermanos Simonsen lanzaron Rost Coffee, su primera tostadora de café inteligente, una máquina con una capacidad para 100 gramos de café que permite no sólo tostar sino customizar el proceso con un software con varios programas predefinidos. Por ahora en producción, cuando salga a la venta costará unos 5.000 euros. ¡Quiero!

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

Café recién tostado… por teléfono

18 May 2015

Ikawa

Ya no es novedad que el smartphone es el control remoto de la cafetera. Pero ahora inventan el tostador de café manejado por teléfono. Una empresa londinense desarrolló el aparato que tuesta los granos en menos de diez minutos: se llama Ikawa y se maneja a través de aplicaciones para los teléfonos inteligentes. La app permite controlar la temperatura, el tiempo del tostado y hasta el aire que circula sobre los granos durante el proceso. La experiencia es completa: si el usuario no consigue granos verdes cerca de su casa, Ikawa se los manda por correo. Ofrece variedades originales de Burundi, Etiopía, Brasil y Guatemala y el 10 por ciento de las ganancias se reinvierte entre los cafetaleros para mejorar su agricultura. Por ahora, Ikawa junta fondos en Kickstarter: si consigue el dinero para su producción en serie, saldrá a la venta por 690 dólares a principios del año que viene.

Ikawa app

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

Del grano a la taza

14 Ago 2013

La Tercera Ola del café: los tostadores artesanales

Grano verde

Oscuro o bien claro, el tostado es el momento clave en la fugaz vida del café, la mutación de crisálida a mariposa: el grano verde se transforma, duplica su volumen pero reduce su peso y, como en una explosión hormonal en plena pubertad, se desarrollan sus aromas y sabores. En los últimos años, los tostadores artesanales hicieron de su oficio un arte singular: lejísimos de los procesos industriales que producen el despreciable “torrado” (tostado con azúcar) de las grandes marcas que se venden en los supermercados, estudian cada grano verde para darle el tostión justo. Es un saber exquisito. En la cadena Le Pain Quotidien (Salguero 3075 y Armenia 1641, Palermo), llegada desde Bélgica a Buenos Aires el año pasado, se lucen con el café orgánico de LAB, un pequeño laboratorio de tostadores de Villa Crespo. En la cafetería Crisol (Freire 1502, Colegiales), el blend de la casa es la obra de un cordobés que cuida los granos con la dedicación de un maestro exigente y que envía los sacos cada quince días. Y hay otros. Cuando los oficios parecían una especie en extinción, la especialización se convierte en una obsesión para aquellos que persiguen la quimera del café perfecto.

Encontrá más notas similares en
General