Café con leche… de avena

18 Feb 2018
“La avena te hará libre”.

Los veganos dan un nuevo paso adelante: el último grito de la moda es el café con leche de avena. En Intelligentsia, La Colombe y Birch Coffee, entre otras 350 cafeterías neoyorquinas, el latte se ofrece con leche de cereal. Según dicen, tiene más propiedades nutritivas que la leche de vaca o de soja. En Nueva York bautizaron la tendencia como “alternamilk” y está encabezada por Oakly, una marca sueca que pisa fuerte en las cafeterías: según los baristas, es la primera leche de avena que hace buena espuma, indispensable para la preparación de las bebidas cafeteras. La leche se prepara con avena diluida en una mezcla de agua y enzimas que rompen los granos libres de gluten sin perder sus aportes nutricionales: no tiene azúcar ni saborizantes agregados y entusiasma a los nutricionistas y a los hipsters, siempre en la búsqueda de alimentos saludables.

Encontrá más notas similares en
Salud

Con este lápiz, el arte latte

10 Dic 2014

Cinnibird 1

El arte latte se convirtió en el fetiche moderno de los baristas más dotados y los bebedores más exigentes. Pero ahora está al alcance de la mano de cualquiera, literalmente. La ideota de la temporada se llama CinniBird y se define como “el primer y único lápiz de especias” en el mundo. Con la inspiración de una manga de pastelero, esta lapicera no usa tinta: se carga con canela, cacao en polvo o azúcar y, con trazo fino, permite hacer dibujos sobre una superficie de café, leche o espuma. Como tantas otras ideas contemporáneas, consiguió sus fondos en Kickstarter (donde superó ampliamente los 5.000 dólares necesarios para su producción en serie) y ahora se vende por 34,90 verdes en las tiendas del ramo.

Cinnibird

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

El Latte Macchiato, para los últimos fríos

04 Sep 2014

El juego de la mancha, con un grand cru Nespresso (intenso, se prefiere) y un vaporizador de espuma.

Nespresso, Latte macchiato

“Leche manchada”, ni más ni menos: eso significa en italiano el mítico “latte macchiato”, uno de los preferidos en la barra de cualquier barista. La leche caliente y la espuma cremosa absorben el sabor del café con un resultado suntuoso. En apenas tres minutos, cualquier entusiasta puede prepararlo (sobre todo si dispone de máquinas + cápsulas Nespresso). Entre los grand crus para las bebidas con leche, siempre prefiero los más intensos, para que el sabor del café no se pierda: Ristretto, Arpeggio o Indriya from India. Y un vaso de recetas alto (de 350 ml.). Y buena muñeca. ¿Querés saber cómo hacerlo?

Primero espumá la leche utilizando la boquilla de vapor de la máquina Nespresso o el espumador de leche Aeroccino (con la forma de una jarra eléctrica, es un invento extraordinario que espuma la leche a temperatura natural o caliente). Después hay que verter la leche espumada en un vaso de recetas grande. Prepará el café con el grand cru seleccionado (en la medida del espresso, 40 ml.) directamente encima de la leche espumada. Añadí azúcar al gusto. Bebé. Con más leche que café, un tónico reconfortante para los últimos días del frío.

Encontrá más notas similares en
Recetario del barista

El artista que usa el café como lienzo

17 Abr 2013

breach

Con la velocidad de los fenómenos virales en tiempos de las redes sociales, se convirtió en una celebridad virtual gracias a su arte: dibujar retratos con la espuma de café. Se llama Mike Breach, se autodefine como “espresso-nista” y cuenta que empezó con sus creaciones cuando trabajaba en un hotel y se aburría en las horas muertas. Así, el café se convirtió en un lienzo para pintar retratos. Mike compartía sus pequeñas obras de arte en su blog llamado Baristart, alojado en Tumblr. Y una de las ventajas de esta plataforma es que ayudan a los blogueros a sobresalir de la multitud con su iniciativa Storyboard.Tumblr.com, donde se destaca a los blogs que se consideran extraordinarios. Incluso en ciertos casos, como el de Mike Breach, graban un video sobre sus habilidades, que se publicó el 4 de abril. Diez días más tarde, ya es una celebridad cafetera mundial.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

Un café con Darth Vader y con Batman

30 May 2011

latte-art-comics

Cansado de los ñoños motivos de florcitas y animalitos, un geek experto en arte latte decidió llevar a las tazas su fanatismo por la ciencia ficción y los cómics: devoto de Star Wars y Los Superamigos, un tal Chrissymay sólo necesita un pocillo, un espresso y un sachet de leche para recrear las oscuras máscaras de Darth Vader o Batman. ¡Santos baticafés!

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

¿Hacés dibujitos en el café con leche?

31 Mar 2011

latte-art-1

bobs-web6Es uno de los sitios de cultura popular moderna más visitados del mundo (y, desde hace mucho, un preferido para el Sommelier de café ®). Ahora, y a tono con el furor mundial por el oro negro, el reputado Salon.com lanza el primer concurso online de latte art. Seducidos por las imágenes que pueden crearse con la espuma de leche como lienzo, los editores de la revista les proponen a sus lectores de todo el mundo que envíen sus mejores diseños: así, baristas profesionales o artistas amateurs pueden compartir con el mundo sus creaciones, que por lo general oscilan entre florcitas y caras de animales. Hasta el 6 de abril, un jurado de notables cafeteros elegirá las mejores piezas de arte y cinco días más tarde anunciará a los ganadores, que se llevarán codiciados premios de Bodum: entre ellos, la histórica prensa francesa Chambord, una pieza que no puede faltar en la cocina de ningún adorador de la infusión.

| Leé más | Pura espuma: los secretos del latte

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

El café con leche, casi una obra de arte

11 Ene 2011
¡Una pinturita! La marca Stracto contrató a Luigi Lupi, capo mundial del latte art, como su embajador.
¡Una pinturita! La marca Stracto contrató al italiano Luigi Lupi, capo mundial del latte art, como su embajador.

La marca Stracto se propone como el gran batacazo en el mercado de las cápsulas. Ahora, la empresa de origen asturiano contrató como embajador de su marca a un tipo que hace arte con café: Luigi Lupi, capo total del latte art, la disciplina que consiste en dibujar cualquier clase de figura con la crema de la leche. El bueno de Luigi es Campeón Italiano de Baristas y juez de la Specialty Coffee Association of Europe, la organización que certifica el Mundial de Baristas. Como la cara de Stracto, ahora se dedica a hacer dibujitos de café con leche usando cápsulas de la marca. Así, a diferencia de sus principales competidores (Nespresso, Lavazza, Sara Lee y Dolce Gusto, entre otros), Stracto pretende demostrar que, con sus cartuchitos, es posible llevar a los hogares un café de alta calidad, casi una obra de arte.

| Leé más | Cápsulas: va cayendo más gente al baile

Encontrá más notas similares en
General

Recetario del barista: hoy, café con leche y… achicoria

17 Feb 2010

La crisis financiera europea no es cosa nueva y, en descalabros anteriores, las ecónomas encontraron la manera de conjurar la mishiadura: el café se mezcló con achicoria por primera vez hace como doscientos años, para evitar una fuga de divisas. Irónicos, los franceses rebautizaron esta mezcla como “mocca faux” (“mocca falso”). La achicoria se usó como reemplazo del café por quebrantos económicos y, además, porque no tiene cafeína.

recetario1

 

Ingredientes

40 gs. de café de sabor intenso (se recomienda un arábica tipo moka); achicoria o radicheta (al gusto); 1/2 litro de leche.

Preparación

1. Calentar 1/2 litro de agua fresca (preferentemente, filtrada). Agregar la achicoria a gusto. Cuando el agua hierva, retirar del fuego y esperar que baje el hervor; 2. Poner café molido en una cafetera de cristal con filtro, vertir el agua encima del café y remover, tapar la cafetera sin quitar el filtro hasta pasados 4 minutos; 3. Calentar la leche en una jarra metálica a 60 grados (que no llegue al punto de ebullición), servir el café con las dos manos: con una el café; con la otra, la leche (debe quedar repartido en partes iguales). Tomar y… ¡voilá!

Tags
Encontrá más notas similares en
Recetario del barista

Para mí, un café con leche con microbios

03 Feb 2010

cafe-con-lecheEn lo que acaso sea un acto de total inconciencia, el sommelier de café ® promueve las bondades del latte, justo cuando el terrorismo médico/mediático nos dice que es algo peligroso. Según el reputado diario El País, de España, en un tazón hay… demasiados microbios. Un comando de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valencia recorrió cafetines y restaurantes para recoger 265 muestras de leche caliente y fría y sus derivados (flan, mousse, budín, etc.). Y comprobó que el 35 por ciento superaba los niveles máximos de enterobacterias y el 31 por ciento, de microorganismos aeróbios mesófilos, lo que sugiere que se interrumpió la cadena de frío. Estos datos serían extensivos a todas las cafeterías del mundo. Y aunque se empeñen en aclarar que tanto microbio no entraña un riesgo grave para la salud, los investigadores ibéricos encontraron el culpable de la contaminación: la deficiente limpieza de las jarras metálicas donde se calienta la leche.

Tags ,
Encontrá más notas similares en
General

Pura espuma: los secretos del “latte”

20 Ene 2010

El más clínico “café con leche” se reemplaza por el cardíaco “latte“. Y ahí donde un porteño melancólico pida “una lágrima”, el bebedor cosmopolita exigirá “un latte machiatto“: la leche, apenas manchada con un shot de espresso. Aunque la receta parezca obvia (café + leche), el barista experimentado tiene sus secretos para preparar la bebida lecherísima. Si Tom Wolfe eligió el marroncito como metáfora para el más mediocre ejercicio de esta profesión (“periodismo beige”, habrá dicho) y los arquitectos se horrorizan ante la pintura “color beige consorcio”, en su mezcla de café y leche, el tono define la bebida favorita de los desayunos y las meriendas.

latteComo en todo ejercicio de precisión, el latte también tiene su fórmula matemática: en la taza, la proporción entre leche y café suele ser de 5:1 (el leve beige) o de 4:1 (un marroncito ya más pronunciado). También puede ser 3:1 ó 2:1, aunque acá ya tomaríamos un híbrido “cortado”. Más parecido al supertazón cremoso de un bar que al jugo de paraguas teñido con una emulsión de sachet, el auténtico latte requiere de la mano hábil para espumar la leche al vapor. Y si bien existen prodigios de la tecnología como el Aeroccino (a $ 450, la máquina eléctrica de Nespresso que prepara espuma de leche caliente o fría, sólo con un clic de botón y en menos de un minuto), acá se promueve la preparación tradicional. Las cafeteras espresso incluyen una válvula que dispara aire caliente y convierte la leche casi en una bola de azúcar algodonosa como las de los parques de diversiones. Al acabar, el líquido casi triplicará su volumen: ¡pura espuma! Siempre hay que usar leche fría y una jarra limpia de acero, para sentir en el tacto la temperatura de la bebida. Junto a la máquina espresso, sumergir el tubo de vapor en la jarra y abrir la válvula; bajar y subir la jarra en movimiento vertical lento pero decidido, siempre cuidando de mantener la punta del tubo por debajo de la superficie del líquido; cerrar la válvula de vapor cuando se haya logrado la temperatura ideal, alrededor de 60°: en las cafeterías más profesionales disponen de un termómetro que indica el punto justo.

Si no tiene una máquina espresso, con un batidor a pilas ($ 10) puede agitarse la leche hasta obtener espuma, que no aguantará tanto pero dará una buena impresión. En tránsito a la taza, el barista sugiere preparar a dos manos: verter a la vez el café y la espuma de leche, hasta conseguir el color justo, aquel que espanta a Wolfe y a los arquitectos, y que se conocerá como “latte” en las cafeterías multinacionales, aunque también como “cortadito” en Cuba y, en Venezuela, el más impresionable pero estricto “marrón”.

Publicado hoy en Clarín

Tags
Encontrá más notas similares en
Café del día