Las tazas rotas

12 May 2009
En una campaña que los genios del marketing llamarán “crossover” (¡!), la marca italiana Illy (wikidato: Francesco ídem fue el inventor de la cafetera automática) se asocia con el español Almodóvar para su última película, Los abrazos rotos. Taza y platito, en edición limitada, multiplican la cara de la star Penélope Cruz impresa en loza. O que lo digan, con sus propias palabras, los agentes de prensa de Illy (*):

“Almodóvar ha firmado para la ocasión una taza de café espresso para la Illy Art Collection  que reproduce el rostro de Penélope Cruz, protagonista de la película, en matices warholianas, en una sucesión de fotogramas que envuelve su superficie”.

Tomá mate. Ah, no. El fetichista de la loza admitirá que las tazas son imprescindibles en cualquier colección que se precie pero cotizan en euros: 50 billetes cada una (http://www.illyehop.com). Para el otoño europeo saldrán a la venta otros modelos para completar una colección de seis tacitas. Y servirán café (Illy, claro) en las proyecciones de Los abrazos rotos que, hay que decirlo, no viene recibiendo muy buenas críticas…

Lee mis labios. El logo de la película y la cara de Penélope, impresos en la taza.
Lee mis labios. El logo de la película y la cara de Penélope, impresos en la taza.

(*) Llamado a la solidaridad periodística: evitar la cita vana a Andy Warhol ante cualquier elemento que reproduzca, al menos, una figura geométrica y dos de los colores primarios.

Tags , ,
Encontrá más notas similares en
General

¿El café mata?

10 May 2009

Leyenda en supertazón (el de cereales, no el de fútbol americano) que fue souvenir corporativo del canal Sony Entertainment Television:

“Una taza como ésta de café equivale a la ingesta aproximada de 20 cafés pequeños, lo cual es igual a 10 gramos de cafeína, lo cual es igual a intoxicación. Se ha determinado que el consumo excesivo de café es nocivo para la salud, es decir, MATA”.

¿Dengue? ¿Gripe porcina? ¿Intoxicación por cafeína? Un aporte más a la psicosis general.

Tags ,
Encontrá más notas similares en
General

Corte de manga

10 May 2009

Ahí donde el vaso de cartón haya reemplazado al pocillo, se hará caliente una vacilación del bebedor indeciso: “¿Y si me quemo?”. En tiempos en que lo portátil se vuelve valor de época y el café es take-away, la “manga” (o “sleeve”, en el inglés original) se volvió filón: creada por Starbucks a mediados de los ’90 para evitar otro eventual episodio de la industria del juicio, alumbró una mitología propia. Que su inventor se volvió millonario (Patrick Dempsey hace de él en la comedia tontolona Quiero robarme a la novia) y que su customización se convirtió en culto pop, con manguitas tuneadas para Navidad o el día de Acción de Gracias. ¿Un quemo?

Jo, jo, jo. Una manguita navideña
Jo, jo, jo. Una manguita navideña
Tags
Encontrá más notas similares en
General