Un café del espacio sideral

13 Feb 2018
Ockhyeon Byeon, el creador del “café astronauta”.

Se llama “café astronauta” y es la última excentricidad neoyorquina: en Round K, un bar ubicado en el Lower East Side, ofrecen a 50 dólares la taza de esta variedad creada por el dueño del negocio, el ingeniero electrónico Ockhyeon Byeon. “Quería comprobar los efectos que la presión atmosférica tenía en el café”, explicó el emprendedor, que estudió en la Konkuk University en Seúl y trabajó en varias tiendas de café hasta que decidió abrir su propio negocio decorado como los antiguos coffee-shops coreanos de la década del ’50. En Round K comenzó a utilizar su conocimiento científico para aplicarlo a distintas recetas.

El “café astronauta” nació luego de que Byeon intentara descubrir qué sucedía con los granos de café si los enviaba al espacio. Entonces ató medio kilo de café a un globo meteorológico y lo dejó ascender durante cinco horas. Los granos habrían llegado hasta la mesósfera cuando recuperó el paquete utilizando un GPS. Al abrir el envase, se encontró con que los granos de café estaban ligeramente congelados y recubiertos con agua, debido a la presión del aire. Y esto les daría un gusto especial.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas