Me pareció ver un lindo conejo

04 Jun 2018
“Que tenga un día de suerte”.

Una antigua tradición inglesa permitió que muchas personas recibieran un regalo: café gratis. Según se cree desde hace siglos, si el primer día del mes lo primero que uno dice es “rabbit, rabbit” (o conejo, conejo), la buena suerte acompañará al crédulo hasta el último día del mes. Con el objetivo de recuperar las viejas tradiciones en estos tiempos líquidos, una directora de arte inglesa llamada Susan Schneider tuvo la ideota: se asoció con una cafetería para regalar veinticinco cafés todos los días primero de mes a los clientes que se acerquen a la barra y digan “rabbit, rabbit”. Ella cree que el café está vinculado con antiguas tradiciones: hasta el 1800, era la infusión más consumida en Inglaterra y las cafeterías eran conocidas como “universidades del penique” porque, por una moneda, uno podía estudiar todas las asignaturas de la vida.

  • 7
    Shares
Encontrá más notas similares en
Historia del café