Viaje a las fazendas del café

26 Jun 2017
El Sommelier de Café, en plan fazendado brasileño.

Tres días, cientos de kilómetros, miles de hectáreas: una inmersión profunda en el mundo del café. En viaje Buenos Aires-Minas Gerais, el Sommelier de Café visitó algunas de las fincas brasileñas en las que Nespresso compra la materia prima para sus cápsulas. En la Fazenda Serrado pudo probar el bourbon amarelho, un varietal raro de un dulzor extraordinario, y en la Fazenda JR separó los granos verdes de los rojos y los amarillos. La ruta del café mineiro es un trip alucinante: abre los ojos a la realidad de los caficultores, maestros del campo que hacen un trabajo durísimo en la siembra y la cosecha. ¡Las cápsulas de café no crecen de los árboles! A 1.300 metros sobre el nivel del mar, esta zona de Brasil intenta la reconversión: hace quince años, solo el 3 por ciento del café de aquí era especial y ahora, más del 10 por ciento (se entiende por “especial” aquel café que recibe más de 80 puntos en las catas profesionales y en los próximos años se espera que supere el 25 por ciento de los granos mineiros). Detrás de una cápsula y de una taza existe un mundo infinito: los misterios del terroir, los trucos de la cosecha, los métodos de secado. En Minas Gerais, con un suelo fértil y una temperatura promedio de 18 grados, Nespresso compra los granos a más de cien productores y uno, que todos los días disfruta el resultado final en un pocillo, delira con ser un fazendado y hacer de un cafetal su lugar en el mundo.

  • 5
    Shares
Encontrá más notas similares en
Crónicas de viaje