Coffee Break: a los Morgan, mejor perderlos que encontrarlos

10 Mar 2010

En “¿Y dónde están los Morgan?”, la nueva comedia de Sarah Jessica Parker y Hugh Grant mezcla conflictos de pareja con la pica entre ciudad y pueblo. Y confirma los clichés más obvios sobre urbanitas y campesinos.

 

coffee-break-web1El viejo adagio de Luca Prodan (sí, aquel de la “rubia-tarada-bronceada-aburrida”) no sólo se cumple sino que se multiplica: aturdida debajo de una pelucota blonda y enturbiada la vista por las pestañas postizas o el exceso de rímmel, Sarah Jessica Parker ya se volvió una burla de sí misma, una réplica paródica de la lúcida Carrie Bradshaw que, en los primeros tiempos de Sex and the City, podía ver el mundo con una capa de ironía. Eternizada en el papel de frívola neoyorquina se la percibe trémula sobre sus stilettos y, en el colmo de la tilinguería, inadaptada para la vida rural, ella tan cosmopolita. Rubia tarada, sí. En la película ¿Y dónde están los Morgan?, la trama se reduce al mero paso de comedia: un matrimonio en crisis (ella, Sarah Jessica, dueña de una inmobiliaria; él, Hugh Grant, abogado con tontolona flema británica) asiste a un asesinato en Manhattan e, ingresado en el Sistema de Protección de Testigos, es confinado allá donde dobla el viento, el pueblito de Ray, Wyoming, con un centro de dos cuadras y el rodeo como única atracción. Los contrastes entre ciudad/campo sirven para confirmar todos los clichés (el urbanita es mezquino y egocéntrico; el rural es desinteresado y generoso) y si esta comedia aplica apenas para ser un telefilm berreta, la trama es tan obvia que desespera. Casi una remake lobotomizada de todas las comedias sobre parejas filmadas hasta ahora. El texto completo, acá.

 

morgans1

Tags
Encontrá más notas similares en
Coffee Break

Coffee Break: Alicia ya no vive aquí

03 Mar 2010

La nueva película de Tim Burton actualiza una vieja franquicia de Disney y, gracias a la genialidad del texto original, propone una vía de escape para las heroínas adolescentes que quieren huir de la vida rutinaria.

 

coffee-break-web“Es mejor ser temida que amada”, razona la terrorífica Reina Roja, macrocefálica en la maravillosa interpretación de Helena Bonham Carter y, como antítesis de la beatífica Reina Blanca, se proponen dos modos de ser mujer. Si en 1865, la fábula lisérgica original provocó una revolución en la literatura juvenil de aventuras (por primera vez la heroína era una nena), Tim Burton, tan gótico como victoriano, remarca el espíritu de superación femenina en esta parábola sobre la razón del sinsentido. Y aunque la revista Time Out New York haya escrito que “a diferencia de la protagonista perversamente idealizada de Lewis Carroll, la Alicia de Burton es sólo otra feminista anacrónica estropeada por las normas patriarcales victorianas”, ya adolescente, Alicia podrá ser modelo de rebelión para cualquier chica atribulada por un futuro represivo y la Tía Imogene, triste parodia de la que se quedó esperando al Príncipe Azul. El texto completo, acá.

 

 alice-in-wonderland

Tags
Encontrá más notas similares en
Coffee Break

Coffee Break: Alicia, a través del espejo

26 Feb 2010

coffee-break3Hay un mundo paralelo donde nada es real pero todo resulta irrefutable. Una niña de 8 años, aburrida de estar sentada en la orilla de un río sin tener nada que hacer, cruza el portal a un mundo imaginario y, casi 150 años después, aparece vestida por diseñadores de alta costura, al otro lado del planeta. Si Alicia en el País de las Maravillas fue la fábula lisérgica original y una revolución dentro de la literatura juvenil (por primera vez, una nena era la protagonista de la aventura), ahora los personajes se entregan al hedonismo de posar con sus mejores ropitas. El jueves se estrena la película de Tim Burton inspirada en el libro que Lewis Carroll escribió en 1865 y, para celebrar el acontecimiento, un grupo de diseñadores y fotógrafos argentinos recreó en clave fashionista el vestuario de los personajes principales. Con el ajuar típico de las páginas más alucinadas de una Vogue, el Conejo Blanco luce un espumoso tapado de piel y la Reina de Corazones, un vestido de cola de corte vampiresa. Y aunque el diseñador Pablo Ramírez confiese que prefiere como heroína personal a otra niña aventurada a un universo paralelo (la más cuáquera Dorothy, de El Mago de Oz), para Vero Ivaldi fue “súper enriquecedor” sumergirse una semana en el país enrarecido de un conejo que se obsesiona con la hora oficial o de una reina que ordena decapitaciones como decretos de necesidad y urgencia: “No es un tono aniñado el que les di a los personajes, sino una reversión asimétrica y psicodélica”. El texto completo, acá.

alicia-y-sombrerero

 

>>> A la hora de la merienda, un té de maravillas

Mientras se espera el estreno de la película, un recoleto circuito de cafeterías de Buenos Aires ofrece un “menú Alicia”. Los bares están identificados con una tetera gigante en la vidriera: pasen por Le Blé, Bar 6, Tartine, Mama Racha, Nucha, Pipí Cucú o La Prometida.

Tags
Encontrá más notas similares en
Coffee Break

Coffee Break: “Flash Forward”, un vil intento por repetir el éxito de “Lost”

25 Feb 2010

Se estrenó la serie que se propone como “sucesora de Lost”. Más allá de algunos puntos en común, la odiosa comparación da como ganadora a la historia de los perdidos en la isla.

 

coffee-break-web5Durante 2 minutos y 17 segundos, toda la Humanidad se desvanece y, en un sueño demasiado vívido, cada persona puede ver cómo será su vida dentro de exactamente seis meses: ésta es la trama compleja y delirante de Flash Forward, la serie que estrenó este martes el canal AXN y que, en los Estados Unidos y acá, se propuso como “la sucesora de Lost“: ahí donde una hizo del flashback un recurso narrativo revolucionario, otra se entretiene con el FF.WW. como gadget inútil y la presencia inexplicable de un canguro en plena ciudad de Los Angeles en el primer episodio es de lo poco que une a las dos series. Es que el vuelo Oceanic 815 iba de Australia a California… Hay poco más: allá, Lost y Flash Forward se emiten en la misma cadena (la ABC) y, entre los protagonistas, se destaca Sonya Walger, a quien conocemos como Penny Widmore y que además es argentina y sobrina de la eminente periodista Sylvina. En episodios venideros, Dominic Monaghan (Charlie, de Lost) se develará como el villano. Pero los números de audiencia se desinflaron enseguida y ya es de las series en peligro de ser canceladas. Como las intrascendentes Jericho y Fringe, es obvio el intento facilón de repetir el molde de un elenco multirracial con vidas ordinarias alteradas por un acontecimiento inexplicable y con la incógnita paranoica de una conspiración a gran escala (acá, con un misterioso hombre de negro que, según el registro de las cámaras de seguridad, es el único que no sucumbe ante el desmayo generalizado). El texto completo, acá.

 

flashforward-1

Tags
Encontrá más notas similares en
Coffee Break

Coffee Break: el filón de los ángeles

19 Feb 2010

coffee-break-web6El bate las alas pero, en su ánimo oscuro, parece más un murciélago que un enviado de Dios: ¡mi pobre angelito! Llega como un salvador para la industria de la cultura pop, que necesita una transfusión urgente porque, como si lo hubieran espantado con el crucifijo, el vampiro promedio inicia la retirada. El fenómeno se desangra. Después de Crepúsculo, True Blood o The Vampire Diaries, los ángeles se proponen como el último filón para reemplazar a los chupasangres y resumir una nueva espiritualidad juvenil aunque no tengan nada del rubicundo beatífico que el cotillón católico promovió en barrocas estampitas o el gordo Bergara Leumann, en su Botica: más bien, son seres oscuros y caídos en desgracia por haber coqueteado con el mal. “Sí, creo que los ángeles y quizá los zombies, paradójicamente, van a reemplazar a los vampiros en esta próxima década. ¿Tendrá que ver con que la muerte es un tabú hoy? Claramente nada más interesante para un teen que adentrarse en lo prohibido de su tiempo”, opina Luis Diego Fernández, de la editorial Random House Mondadori, que en julio editará el libro Fallen (acá, traducido como Oscuros). Emula de Stephenie Meyer, Lauren Kate es una escritora yanqui, recoleta en sus treintipico, que se volvió best seller allá con la historia de dos ángeles enamorados que reciben una pena divina: con reminiscencias góticas, Daniel y Lucinda son castigados al elegir su amor por encima de cualquier noción de bien y de mal, él es condenado a ser inmortal en la Tierra, ella a reencarnar como humana sin recordar su pasado y, probables fans de Evanescence con su himno My Immortal, los dos repetirán su flechazo como en cualquier Día de la Marmota porque cada vez que se encuentran… ella muere. El texto completo, acá.

 

legion

>>> El Café de los Angelitos: bodegón del tango

Con tanto ser alado en el cine y la literatura pop, conviene darse una vuelta por la porteña esquina de Rivadavia y Rincón: el Café de los Angelitos fue fundado en 1890 y bautizado en 1920. Remodelado a nuevo aunque con demasiado tufillo for export, los bailarines de tango le sacan viruta al piso a cambio de petrodólares y, aun después de la reforma, conserva cierto espíritu del típico cafetín porteño del siglo XX, aunque en sus mesas ya no se despatarren ni sabihondos ni suicidas.

Tags
Encontrá más notas similares en
Coffee Break

Coffee Break: “Desde mi cielo”, o la Biblia para los ñoños

17 Feb 2010

Con la historia de una adolescente que queda en el limbo después de su asesinato, Peter Jackson resume los palotes de una instrucción religiosa pero se hunde antes de tocar las puertas del Cielo.

 

coffee-break-web7Esos huesitos tan adorables que celebra el título original (The Lovely Bones) y que esconde la caja fuerte del vecino pedófilo son los de Susie, violada y asesinada en sus tiernos 14, allá por 1973. Y la que habla, desde el más allá, en su improbable limbo íntimo, es la mismísima Susie, a quien le otorgan el don imposible: ver qué le pasa a su familia después de su muerte. Como en una pedagogía de evangelismo básico, en Desde mi cielo, Peter Jackson resume los palotes de una instrucción religiosa, casi en el tono de la vulgata catolicista: si es obvio que a Susie no la dejan entrar al Cielo porque no mereció una muerte pacífica, también es evidente la condena moralista para la que no pudo sospechar del asesino porque “le estaba contando las pestañas” al chico que le gusta. La calentura te llevará al infierno. El texto completo, acá.

 

the-lovely-bones3

Tags
Encontrá más notas similares en
Coffee Break

Coffee Break: “Lost”, el principio del fin

10 Feb 2010

¡Atención: el siguiente post contiene spoilers!

coffee-break-web8De revisión obligatoria para ponerse al día con todos los sucesos de la isla, el título del especial que precede al primer capítulo de la última temporada de Lost es contundente: “The Beginning of the End”, se llama. Sí, éste es el principio del fin. Aunque una duda razonable nos sugiera que jamás sabremos qué corno hacen ahí los osos polares o cómo es que Locke está vivo y está muerto a la vez, este capítulo final de la que es la gran mitología del siglo XXI ya ofrece alguna respuesta o, por lo menos, plantea las cosas en forma de ucronía: ¿qué habría pasado si el vuelo Oceanic 815 no se cae en medio del Pacífico y aterriza sin novedad en Los Angeles?

Como un comentario irónico sobre la crisis de las aerolíneas, se verá cómo le pierden el equipaje a Jack (ni más ni menos que el cajón con el cadáver de su padre), los tortuosos requisitos migratorios para una pareja de coreanos que no hablan inglés o la represión para el pasajero problemático, un rockstar heroinómano. En esta reversión de la pregunta clásica de la ciencia ficción de todos los tiempos (“¿qué habría pasado si…?”) está lo más rico del primer episodio doble, que además nos permite reencontrar con vida a Boone, a Charlie… Una noción de normalidad se instala en el territorio de lo extraño, al punto de que los altavoces del aeropuerto anuncian la llegada de un vuelo… desde la Argentina.

Después de cinco temporadas, es triste creer que habría sido mejor que hubieran llegado a destino sin sobresaltos, en un ahorro de tantos misterios por venir y sin resolver. Porque en la isla, mientras tanto, ya no sabemos en qué año vivimos en peligro: en ese desquiciado tránsito temporal, unos mafiosos asiáticos reemplazan como enemigos a Los Otros y a Los Hostiles y todos, perdidos en el desconcierto, se habrán lamentado de que el plan para volar la isla haya fracasado aunque Juliet, en sus últimas palabras, sugiera que el principio del final está cerca y diga, ya sin hálito de vida: “Funcionó”.

Publicado hoy en Clarín.com

 

lost-supper

>>> Y vos, ¿lo viste en el “Lost Café”?

Mientras el primer episodio de la última temporada se estrenó en simultáneo en Latinoamérica y España, los afortunados fans de Málaga pudieron asistir al eventito televisivo en el Lost Café: inaugurado por un tal Oscar Vargas, el primer bar temático dedicado a la serie del que se tengan noticias. Cerca de treinta teleadictos se reunieron anoche y, entre espressos y capuccinos, empezaron con la temporada final y con sentimientos oscilantes, entre la alegría y el pesar.

Encontrá más notas similares en
Coffee Break