Café en el túnel del tiempo

10 Mar 2017

La retromanía llegó a las tazas: si la cultura pop (el cine, la música o la televisión) se volvió adicta a su propio pasado, el café, como otro de los consumos intelectuales de la época, también mira hacia atrás. Mientras las películas musicales de inspiración clásica ganan todos los premios y las series rinden tributo a nuestros fetiches de los 80, ¿cómo sería un café vintage? Simple y a la vez complejo: un café mejorado con el tiempo. Y tres años es toda una vida longeva para el grano de café, que necesita condiciones muy específicas para su almacenamiento porque enseguida pierde sus atributos. Por eso, la ultimísima novedad de esta era que homenajea el pasado es Selection Vintage 2014, una edición limitada de Nespresso que presenta cápsulas de café almacenado durante tres años: como los grandes clásicos del cine, la música o la televisión, mejora con el tiempo. 

Una habitación sin vistas

Este nuevo “café envejecido” se rinde ante el espectáculo de los años. Unos lotes especiales de granos cultivados en las zonas más altas de las sierras colombianas fueron procesados con precisión y se guardaron en un lugar custodiado por expertos: un almacén cerca del ecuador, ubicado a 3.700 metros de altura. La geografía convirtió el sitio en una fortaleza más custodiada que un banco suizo: allá, el oxígeno es más escaso, el aire es más frío, la presión es más alta y la humedad se congela, por lo cual no es absorbida por los granos (que en su naturaleza son muy volubles y enseguida adquieren aromas o sabores de las cosas que los rodean).

Viaje al pasado

Sin ventanas y con luz tenue, el almacén fue la guarida perfecta: durante tres años, los sacos de café cambiaron periódicamente de posición para asegurar un proceso parejo de envejecimiento. El resultado es un pequeño prodigio: “Con el lanzamiento de Selection Vintage 2014 buscamos introducir un perfil de sabor muy distintivo que cumpla con los paladares exigentes de nuestros Club Members”, dice Romina Fontana, Marketing manager de Nespresso Austral. Con reminiscencias a madera, sutiles notas afrutadas y una textura aterciopelada (esta variedad alcanza una intensidad de siete puntos en una escala que va del uno al doce), ofrece una experiencia singular para el sibarita de las cosas buenas de la vida: un espresso suave o un viaje al pasado en 40 mililitros.

La copa que se toca

Ahí donde la retromanía nos convierta en arqueólogos improvisados (vamos en búsqueda de experiencias mejoradas por el tiempo) este café envejecido también protagoniza un ritual de modales clásicos: con la elegancia de un galán caballaresco de la edad de oro de Hollywood o la rusticidad de un héroe de acción del cine de los setenta, se aconseja beberlo en copa. ¿Batido pero no revuelto? Junto con la edición limitada de Selection Vintage 2014, Nespresso lanza una colección de copas de cristal para saborear el café de un modo especial: creadas artesanalmente junto con los maestros vidrieros de Riedel, la empresa austríaca que produce cristales de altísima calidad, las copas Reveal Espresso Intense, Lungo y Espresso Mild completan la experiencia actual que nos devuelve al pasado. En un túnel del tiempo epicúreo, al café le sientan bien los años.

Tags
Encontrá más notas similares en
Varietales