Starbucks contra el cafetero

20 Mar 2017

En esta lucha de David contra Goliath… gana Goliath. La multinacional Starbucks obliga a un cafetero callejero a cambiar el nombre de su puesto: se llamaba Star Box Coffee. El refugiado iraní Nasser Kamali ya no podrá vender café con su marca en las callecitas de Londres porque Starbucks entendió que, en la cacofonía similar, se violaba su marca registrada. Según explicó el cafetero (que así se sumaría a las víctimas de los grandes nombres, como el carnicero que tuvo que rebautizar a su local antes conocido como Ricky San-Karny o el dueño de la rotisería Kun), la estrella roja de su café se debe a que es marxista y no tiene ninguna relación con Starbucks ni con ninguna sirenita.

Encontrá más notas similares en
Business Class

Levante caliente como el café

30 Ene 2017

En un cruce insólito entre café y redes sociales, el bar Espresso Yourself usa la tecnología 3D para unir en romance a personas desconocidas. Inaugurada en Londres, imprime el rostro del cliente sobre la espuma del café y, en el vaso, consigna algunos datos básicos, como el sexo, la edad, la altura y los hobbies. También, un link al perfil de la persona en un sitio de citas. La idea es estimular el vínculo entre los parroquianos de las cafeterías: si no se animan a hablarse cara a cara, el toque digital combina la experiencia virtual con el ritual analógico y convierte el café en bebida erótica.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

Dios salve a la cabina

05 Sep 2016

Kape Barako

La falta de espacio no es excusa: en Inglaterra, las antiguas cabinas telefónicas se convierten en cafeterías. Como un acto de resistencia frente a la invasión de los celulares, las cabinas rojas diseñadas por Giles Gilbert Scott en la década del 20 ahora se transforman para funcionar como pequeñas librerías, cafeterías o estaciones de wi-fi. En Hampstead, al norte de Londres, abrió Kape Barako, una cafetería minúscula regenteada por el paquistaní Umar Khalid junto con su esposa Alona. Con una máquina express empotrada en la cabina, sirven cafés, tés, chocolates, pastelería y hasta bebidas frías, a un precio menor que los bares de la zona, y encontraron entre aquellos que pasean perros a sus más fieles clientes.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

El café como combustible

13 Ago 2015

Londres subte, taza

En Londres van a generar energía con café. Y todo empieza en el subte: las estaciones de Euston, King’s Cross, Liverpool Street, Paddington, Victoria y Waterloo unieron sus fuerzas en un ambicioso proyecto: recogerán restos de café para transformarlos en “gránulos de biofuel” que puedan usarse, por ejemplo, para calentar hogares, oficinas y fábricas. La idea fue de Network Rail, el gestor de infraestructuras del Reino Unido, que firmó un convenio para recolectar 50.000 toneladas de residuos de café al año. Cada tonelada de posos de café puede generar hasta 5.700 kW/h. Y a la vez, con este sistema se podrían emitir 5.000 toneladas menos de dióxido de carbono.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

¡Shakespeare está vivo!

23 Abr 2014

En Londres, una fabulosa muestra reúne los 25 objetos más representativos del mayor dramaturgo de todos los tiempos, a 450 años de su nacimiento. Y confirma su vigencia como ícono pop.

Shakespeare, zapatos

Coffee BreakLos zapatitos rojos en punta compiten con la tiara adornada con flores y perlas por la atención del visitante. Cada cual ostenta su abolengo: si unos fueron calzados por el célebre actor Henry Irving en su demencial interpretación de Ricardo III (“¿Hay un asesino aquí? No. ¡Sí, soy yo!”), la otra adornó la cabellera rubio-ceniza de la híper sensible Vivien Leigh la tarde de 1937 en que subió al escenario para actuar en Sueño de una noche de verano, la comedia sensual escrita en la época en que el cinturón de castidad era menos una amenaza que una posibilidad. Y por allá, un póster de Hamlet en su re-re-re-re-re-re-estreno de 1894 o la calavera que alguna vez sostuvo la mítica actriz Sarah Bernhardt al travestirse para interpretar al príncipe danés y concluir: “Ser o no ser. Ésa es la cuestión”. Los objetos son los protagonistas de la muestra Shakespeare: Greatest Living Playwright, en la que el museo londinense Victoria & Albert celebra el legado del “mayor dramaturgo vivo” y, en el tributo al genio que nació hace exactamente 450 años, confirma que la obra acaso sea lo único que puede convertir a un hombre en inmortal.  (más…)

Tags
Encontrá más notas similares en
Coffee Break

El pasado está presente en los vasos de café

08 Abr 2014

London Coffee Roasters 1

La nostalgia no se apaga después del viaje cafetero a Londres que hice en febrero y, mientras extraño los espressos de Monmouth, en el Borough Market, compruebo que el pasado está muy presente en el café londinense: la tradicional marca London Coffee Roasters rediseñó su imagen para recuperar la estética victoriana. El estudio Confederation fue el responsable de devolver a la vida a esos venerables caballeros y a esas nobles damas, ahora en vasos de cartón o en bolsas de papel. La idea es llenar los populosos mercados londinenses con las estampas clásicas que ayuden a recordar que, antes de la ceremonia del té, Londres fue la capital cafetera mundial.

London Coffee Roasters 2

London Coffee Roasters 3

London Coffee Roasters 4

Tags
Encontrá más notas similares en
Marcas de café

Vida y muerte en el Death Café

01 Abr 2014

Death Café

Una charla sobre la vida, sobre su fin y sobre el café: eso es el Death Café, el último furor de Londres que une la filosofía con la infusión. ¿Estará lleno de fantasmas? Sin fines de lucro, un tal Jon Underwood creó en Inglaterra el Death Café como una réplica del movimiento suizo Café Mortel. Según le explicó al diario The Guardian, la sociedad occidental confinó la discusión sobre la muerte a los médicos, los sacerdotes y los psicólogos. Pero es necesario ubicar el tema en un ámbito propicio para la discusión intelectual: desde siempre, el café fue la bebida del cerebro lúcido y el ámbito de discusión para Los Grandes Temas. Con las discusiones sobre la vida y la muerte, el Death Café promueve que la cafetería vuelva a ser el ágora de la vida moderna.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

Cada estación, una cafetería

01 Mar 2014

Crónicas de viaje: Londres 2014, día 7

Londres, Coffee Stops

This is Great Britain vinetaEl turista desprevenido con ganas de un cafecito entrará a tientas en Costa Coffee o en Nero, las cadenas que multiplican locales como hongos por las calles de Londres. Pero el viajero advertido sabrá que, allá donde llegue el underground habrá una cafetería boutique. ¡Y llega a todos lados! “Si usted es un coffee snob no se conformará con el Starbucks o el Costa más cercano”, azuza el creador del mapa definitivo para los fanáticos de la infusión: el legendario subte de Londres, en función de la cafetería más próxima a cada estación. El mapa fue confeccionado por Chris Ward, el autor de un libro sobre trabajadores freelance. Es lógico. En su texto Out of Office se propone contar cómo ser productivo sin trabajar atado a un escritorio durante 40 horas a la semana. Con su lema “trabaje donde quiera”, Ward encontró en la cafetería moderna el lugar ideal para ser sucedáneo de la oficina y en el mapa del tube, una ayuda invalorable en la búsqueda del tesoro para tantos trabajadores portátiles: wi-fi y buen café.

Tags
Encontrá más notas similares en
Crónicas de viaje

Empanadas a las orillas del Támesis

28 Feb 2014

Crónicas de viaje: Londres 2014, día 6

-

This is Great Britain vineta“Born in Buenos Aires, baked in Borough Market”: horneada aquí, la empanada criolla es el último furor en Londres. Por lo menos, en las manzanas que conforman el mercado más antiguo de la ciudad (¡fue fundado en el año 1014!), donde el puestito Porteña se propone seducir a los apurados londinenses con masa, repulgue y carne picada. En el sudeste de la ciudad, cerca de la Tate Modern y el Teatro del Globo, el Borough Market tiene más de 150 puestos que abren todos los días, con frutas, verduras, flores o comidas “étnicas”, como nuestras empanadas: es uno de los mejores lugares para visitar y confirmar el éxtasis gourmet que envuelve a Londres y que, después de siglos de conformarse con su menú típico de fish and chips, se abre como la nueva capital gastronómica europea. Hay de todo y para todos. Y como en una escena de El diario de Bridget Jones o de Harry Potter y el prisionero de Azkaban, que se filmaron en estas callejuelas entregadas al placer dionisíaco, también se puede tomar el mejor café de la ciudad y entregarse a la contemplación del Támesis que, en su lento discurrir, trae el recuerdo de esta misma ciudad hace mil años.

Tags
Encontrá más notas similares en
Crónicas de viaje

Breaking news: un espresso en el #guardiancoffee

27 Feb 2014

Crónicas de viaje: Londres 2014, día 5

Guardian Coffee

This is Great Britain vineta“El #guardiancoffee es un espacio pop up experimental que abre el periodismo del Guardian a la vida. Mezclando reportajes, debates, nuevas tecnologías y una gran degustación de café, es un lugar para trabajar, conocerse y conectar”: impreso con letras negras sobre la pared blanca, el texto tiene la contundencia de una carta fundacional. En el barrio de Shoreditch, muy cerca de la Redacción y donde los hipsters comparten tardes con inmigrantes hindúes y paquistaníes, la cafetería abrió como uno más de los locales del Boxpark, una serie de containers reconvertidos en negocios destinados a durar… lo que dure la moda. Hace unos meses, este Sommelier de café celebraba la inauguración del #guardiancoffee con estas palabras: “El nombre elegido despeja todas las dudas sobre la relación del proyecto con las redes sociales, en una época en la que muchos lectores dejaron de comprar el diario en papel (algunos clientes de la cafetería contaron en Twitter que hay iPads integrados en las mesas, sin ningún periódico “real” a la vista)”. Esto se develó no del todo cierto: hay diarios en papel, que conviven con las tabletas. Como en la vida real. Y el café es provisto por Nude Espresso, con un ristretto tan potente y concentrado como una noticia de último momento.

Tags
Encontrá más notas similares en
Crónicas de viaje