La crisis de identidad del cappuccino

06 Oct 2015

La Colombe, cappuccino

Los grandes diarios del mundo están en los temas importantes: ¿ese cappuccino es realmente un cappuccino? Ésa es la pregunta que planteó The New York Times, el periódico más admirado del mundo. “Hubo un tiempo en que un cappuccino era fácil de identificar. Era un shot de espresso con leche al vapor y una espuma encima tipo merengue. Pero el que alguna vez fue el rey de los cafés especiales hoy atraviesa una crisis de identidad”, se escribió en el diario. Según el periodista John Ortved, el problema con el cappuccino pasa por su tamaño: el boom de las cuevas cafeteras neoyorquinas provocó que cada una lo prepare en tazas de distinto tamaño. En los vasotes grandes se evaporan los gustos. Y tampoco se ponen de acuerdo en los aditivos: ¿canela, chocolate rallado, los dos o ninguno? Ante la duda, un grupo de puristas quiere devolverle al cappuccino su esencia original.

Tags
Encontrá más notas similares en
Recetario del barista

El cappuccino, en gira triunfal

15 Ago 2014

Hasta el 31 de agosto, un tour lleva la bebida cafetera más invernal a bares y hoteles de Buenos Aires.

Nespresso, Cappuccino Tour

Café, leche, espuma y un polvito de cacao (o canela, por qué no): el cappuccino es la bebida definitiva del invierno. Y en este agosto, Buenos Aires es la sede del primer Cappuccino Tour, una gira triunfal para conjurar el frío con cafeína. ¡Fahhh! “Para Nespresso, pionera mundial y líder del mercado de café premium porcionado, un cappuccino excelente se inicia con un espresso perfecto”, explican en la marca suiza. “Por eso, del 1º al 31 de agosto, algunas de las mejores cafeterías y hoteles cinco estrellas de Buenos Aires van a ofrecer sus productos más distintivos maridados con un exquisito cappuccino Nespresso”.

Mientras tanto, una legión de expertos en café recorre algunos de los bares y hoteles para ofrecer demostraciones de latte art (esa maravillosa exhibición de virtuosismo artístico con la espuma de la leche), charlas sobre café y degustaciones sin cargo para los parroquianos que aprecien la bebida inspirada en el hábito de los monjes cappuccinos. El Cappuccino Tour dura hasta el 31 de agosto y se pueden encontrar las fechas y los lugares en su sitio oficial.

 

Encontrá más notas similares en
Recetario del barista

El cappuccino, un fetiche del invierno

24 Jul 2014

Con un grand cru Nespresso y un vaporizador de leche, cualquiera puede jugar al barista en su casa.

Nespresso Cappuccino

Es una de las bebidas favoritas de los argentinos y más que nunca en temporada de invierno: el célebre cappuccino debe su nombre a las capuchas marrones de la orden homónima de religiosos y llega hasta nuestros días con una receta sagrada. En su fría descripción clínica, “el cappuccino es un café espresso más largo, cubierto con una espuma de leche aderezada con una pizca de cacao amargo. Se debe disponer de una cafetera express equipada con un sistema de chorro de vapor para que la leche haga espuma”. Para muchos baristas domésticos, un desafío. Sin embargo, en el recetario de Nespresso, el cappuccino está dentro de la categoría “fácil” y se puede preparar en apenas 3 minutos. ¿Querés saber cómo hacerlo?  (más…)

Encontrá más notas similares en
Recetario del barista

Preparan 2012 litros de cappuccino

04 Sep 2012

cappuccino-zagreb

En honor al año en que se termina el mundo (?), una legión de baristas croatas se ganaron unos centímetros en el Libro Guinness de los Récords al preparar 2012 litros de cappuccinos. En una tienda de Zagreb, mil baristas experimentados tardaron tres horas en la operación de 22 máquinas express para preparar los ya distinguidos 2012 litros. La fórmula era de manual: un tercio de espresso, un tercio de leche caliente y un tercio de espuma de leche. El récord anterior lo tenían 80 baristas checos que, en una competencia realizada en Praga, habían preparado 2.117 litros de la típica bebida italiana, pero nunca fueron certificados por la franquicia Guinness. ¡Gracias, @Cynega!

Tags
Encontrá más notas similares en
Ideotas

El arte del buen café

01 Jun 2012

espresso-2

oleo-dixit“Tiene que ser negro como el diablo, caliente como el infierno, dulce como el amor y puro como un ángel”: con la retórica oscurantista de un sacerdote decimonónico, el cura francés Charles de Talleyrand no se refería al demonio en su sermón: hablaba del café. La bebida que les quitaba el sueño a los religiosos desde que fuera bautizada por el papa Clemente VIII amenazaba con convertirse en una obsesión para los espíritus recoletos. Ahí donde el “vino árabe” llegó del Medio Oriente hasta Europa para conquistar los corazones beatos, pronto se volvió un desafío para la tecnología de todas las épocas. ¿Cómo conseguir el café perfecto? Aunque parece un invento milenario, la máquina express recién se patentó en 1938, creando una infusión llena de sabor, muy aromática y de cuerpo aterciopelado pero no fue hasta la década del ’60 (sí, la era de las misiones espaciales) que la ingeniería puso un hombre en la Luna y un espresso celestial en la taza. (más…)

Encontrá más notas similares en
Historia del café

Dice la revista Rolling Stone: “Capuccino hecho yogur: tendencia 2012”

15 Mar 2012

yogurisimo-capuccino

En la sección A fondo (“la Redacción de Rolling Stone y una selección temática del mes”) se escribe: “Yogurísimo apuesta a la cafeína para el desayuno. ¿Pila, pila? ¡Cafeína! Para empezar las mañanas bien despiertos, La Serenísima sumó a su catálogo de yogures bebibles (frutilla y vainilla) el nuevo sabor: capuccino. La explicación para este engendro habrá que buscarla en los 50 locales que Starbucks abrió en la Argentina. El periodista y sommelier de café Nicolás Artusi explica: ‘A partir de Starbucks, todas las marcas se quisieron montar en las bebidas con gusto a café y el capuccino es uno de los sabores favoritos del paladar local”.

Tags
Encontrá más notas similares en
Otras bebidas

Cappuccino, a la manera italiana

04 Ene 2012

“Así es el desayuno en Roma. Sin huevos, sin panqueques. Se ahorra espacio para el almuerzo. En lugares como el Café Faggiani, en el barrio de Prati, se toma cappuccino y, a lo mejor, una factura”: aun con la capacidad de asombro colmada, el chef superstar se maravilla ante la soberbia combinación itálica de café, leche, espuma y chocolate. En uno de los últimos episodios de The Layover, su nuevo programa de cable, Anthony Bourdain, el cocinero estadounidense que supo mezclar la pasión por la comida con el gusto por los viajes y la debilidad por la cultura pop, se queda sin recetas… frente a una cafetera. Sorprendido. Admirado. En una mañana cualquiera de Roma, un barista de mano experta prepara el cappuccino, mientras un cocinero local aconseja: “Es importante visitar Roma en ‘slow motion‘. Piano, piano”.

cappuccinoUn elogio de la lentitud para la bebida que, por su consistencia, es casi un postre. La definición clínica indica que “el cappuccino es un café espresso más largo, cubierto con una espuma de leche aderezada con una pizca de cacao amargo. Se debe disponer de una cafetera express equipada con un sistema de chorro de vapor para que la leche haga espuma”. Si Gregory Peck conquistó a Audrey Hepburn con la promesa de unas Vacaciones en Roma, la ciudad eterna exportó al mundo su espíritu de dolce far niente resumido, apenas, en una taza. Primero hay que verter de 5 a 8 cl. de leche (entera, no descremada) en una jarra de acero inoxidable y espumarla con el chorro de vapor de la cafetera; después, poner dos cucharadas soperas de espuma en el fondo de una taza mediana, mayor que un pocillo; echar el café espresso por encima, espolvorear un poco de chocolate amargo y servir con terrones de azúcar. Tomarse el tiempo. Viajar a Roma en espíritu.

En tren de confesiones, el chef famoso no extraña los desayunos americanos que, de tanta panceta, dejan el estómago como el huevo: revuelto. En la primera mañana, el cappuccino se propone como colación vital, todo calorías para empezar el día. Y, ahí donde la tormenta económica eche nubes oscuras sobre una tradición de dolce vita, que el café siga siendo un remanso dulce, aun en épocas de tragos amargos.

Publicado hoy en Clarín

Tags
Encontrá más notas similares en
Café del día

Café canelado: espresso, miel y chocolate

11 Feb 2011

recetario-web

Todo un clásico en Perú, Colombia y Centroamérica, el café canelado es un traguito obligatorio para las meriendas sobre el Trópico. Primo hermano del cappuccino, el inventazo italiano que rinde homenaje a las caperuzas de los monjes, el canelado agrega dos cucharadas de miel y una figura de chocolate como mero capricho ornamental. Facilón y calórico, una bebida con poco truco y muy buen resultado, para iniciarse en el berretín de armar una cafetería en casa.

 

cafe-canelado

Ingredientes

1 taza de café espresso caliente + 1 pizca de canela en polvo + 2 cucharadas de miel de abeja + 2 cucharadas de crema de leche + 1 figura de chocolate.

Preparación

Servir el café espresso en una taza de 140 ml. previamente calentada. Agregar la canela, la miel y la crema de leche para cortar. Mezclar y decorar con la figura de chocolate.

Tags
Encontrá más notas similares en
Recetario del barista

Cappuccino: desde Italia, mucha espuma

25 Ago 2010

Sin el sosiego de una abuelita beatífica o el cinismo de un lobo feroz, la historia de la bebida también tiene mucho de cuento para la hora de la merienda: se dice que el cappuccino debe su nombre al “cappuccio” italiano, ni más ni menos que la caperucita que distingue a los monjes de la Orden de los Cappuccinos. Para algunos, el homenaje se debe a su creador, un recoleto sacerdote fanático de la infusión. Para otros, el café con leche coronado de espuma se compara con la capucha marrón puntiaguda y de ahí viene el tributo. Como sea, el cappuccino es un clásico de Italia, la bebida para las mañanas o para las tardes, jamás para el aperitivo o la sobremesa: puede ser asesina para el hambre o la digestión, en esa hipercalórica combinación de leche + espuma + café + chocolate en polvo + azúcar. ¡Ay!

capuccino-1Compañía perfecta para la colación dulce, el cappuccino requiere apenas una mano entrenada: en disidencia con todas las dietas, este sommelier recomienda usar leche entera porque la descremada no es tan generosa en espuma. Se pone una medida en jarra de aluminio o acero inoxidable y se le sumerge el vaporizador de la cafetera express: hay que dejar entrar el aire caliente poco a poco, moviendo la jarra de manera que la espuma se reparta por toda la superficie, generando muchas burbujas. Es cuestión de práctica, nomás: en el proceso, la leche no debe hervir, sólo hay que calentarla hasta 60 ó 70 grados. Una vez espumada, servirla en un tazón de 150 centímetros cúbicos y después agregarle el espresso, según la fórmula fija: 1/3 de leche calentada al vapor, 1/3 de espuma y 1/3 de café. Como toque final, espolvorear la capucha blanca con cacao rallado.

Para la merienda portátil, el nuevo Cappuccino Estilo Italiano que lanzaron en el kiosco La Serenísima y Cabrales concentra 200 cm. cúbicos de la bebida en tetrabrik que incluye agujero y sorbete para tomar “on-the-go“. Pero en la cafetería, acompañar con galletita dulce y exigir mucha (¡mucha!) espuma: lo demás es puro cuento.

Publicado hoy en Clarín

Tags
Encontrá más notas similares en
Café del día