La Aeropress de ladrillitos Lego

18 Feb 2015

Aeropress Lego 1

Hay dos pruebas indiscutibles de que un objeto o un personaje se convirtieron en íconos populares: aparecer en un capítulo de Los Simpson o tener su versión en Lego. Ya llegó el turno de la fabulosa Aeropress, ahora construida con unos mil ladrillitos durante doce horas de concienzudo trabajo manual. La cafeterita de Lego será el trofeo para el ganador de la competencia de Aeropress de la Columbia británica, en Canadá, que sucederá el próximo 28 de marzo y que ofrecerá tazas de buen café y ladrillitos de plástico como síntesis de la época.

Aeropress Lego 2

Aeropress Lego 3

Tags
Encontrá más notas similares en
Cafeteras

Aeropress: la magia de la bomba de vacío

06 Ene 2014

Aeropress

Cafeteras unplugged: parte 3/8

El Pistón de Oro es el premio mayor para aquel que se imponga en el Mundial de Aeropress: desde su creación reciente, en el 2005, la cafetera de Alan Adler (¡también inventor del frisbee más rápido de la historia!) conmueve a los adictos a la infusión con su fórmula de café jeringa. Así funciona: como una bomba de vacío. Son dos cilindros de plástico; el más angosto tiene un émbolo de goma que encaja en el más grande, creando un sello hermético. Allí se dispone un filtro circular de papel, el café molido no muy fino y el agua caliente. La Aeropress, toda una sensación en las cafeterías más enteradas del mundo, usa la presión del aire al vacío para preparar una bebida con más aceites y menos sedimentos (en Buenos Aires, se recomienda el espectáculo de su preparación en Barrio Cafetero, Florida 833, casi esquina Córdoba). Apenas 10 segundos se necesitan para una taza potente. Con lo mejor de la prensa francesa y del café de filtro, una infusión que combina lo mejor de tres ingredientes: café, agua y aire.

Encontrá más notas similares en
Cafeteras

La Chemex y la Aeropress

15 Ago 2013

La Tercera Ola del café: el boom de la preparación “unplugged”. ¡Dígale “no” al enchufe!

Chemex

En una época en la que vivimos enchufados, una toma de postura en contra de los cables: las cafeteras “unplugged” llevan a la cocina la mística de un recital acústico. Elenco permanente de la colección del MoMA neoyorquino, la Chemex fue inventada por el químico alemán Peter J. Schlumbohm, miembro del legendario movimiento Bauhaus, en 1941. Los postulados del diseño funcional y ascético se mantienen en esta única y elegante pieza de vidrio con la forma de un reloj de arena. Elegida como uno de los mejores cien objetos de todos los tiempos, y sin partes móviles ni electricidad ni plástico (sólo vidrio, papel, café molido y agua), la Chemex sigue vigente en las cafeterías más puristas, como el puesto de Coffee Town, en el Mercado de San Telmo (Carlos Calvo 430). Recién llegada a la Argentina, donde se vende por 325 pesos, la Aeropress es una maquinita resuelta con tres piezas de plástico. En el medio, un portafiltro; arriba, una suerte de émbolo que presiona para lograr la preparación; y abajo, la taza, que estará llena en pleno camping o salida al aire libre.

Encontrá más notas similares en
General

Aeropress, aire puro en la bomba de vacío

03 Jul 2013

“Es un dispositivo neumático para el colado de café. Consiste en dos cilindros de poliéster, de los cuales el más pequeño tiene un émbolo de goma que encaja en el cilindro más grande, creando un sello hermético, similar al de una jeringa”: con la precisa descripción clínica de todo breve diccionario, el librito A-Z Coffee define la Aeropress. En todo el mundo, la cafetera del momento. Aun en su corta edad es tan célebre que ya se celebra el Torneo Mundial de Aeropress. El más virtuoso en la ejecución de esta maquinita unplugged, desenchufada en honor de la erogación artesanal, se convierte en campeón internacional y recibe un pistón de oro como trofeo.

Aeropress 1En tiempos de chips integrados y electrónica omnipresente (¡siempre conectados!), la Aeropress es un sistema manual de preparación de café que, en estas poquísimas temporadas, consiguió multitudes de seguidores. Es que tiene apenas ocho años. En el 2005, el voluntarioso genio loco estadounidense Alan Adler, creador del frisbee más rápido de la historia, entre otras genialidades, se empeñó en inventar una cafetera que no exigiera enchufes ni bombas eléctricas. Y como el eureka siempre hace combustión entre la inspiración y la transpiración, sus horas de observación paciente de otros métodos para preparar café le encendieron la chispa: el mayor acierto de la Aeropress es su combinación de la clásica prensa francesa con el filtro de papel. En tiempo récord, utiliza la presión del aire para preparar una infusión con más aceites y menos sedimentos. Aun las manitos más torpes pueden convertirse en las de un hábil barista: primero se coloca el café adentro del tubo plástico con un pequeño filtro, se vierte el agua caliente y se deja reposar durante unos 10 segundos para que se mezcle bien. Después sólo habrá que utilizar la prensa manual, como una jeringa, para extraer la bebida.

Se dice que el resultado es un pocillo tan fuerte como un espresso. Que la bebida es menos ácida que un café de filtro. Y que la presión del aire es el secreto para exprimir a fondo el sabor de los granos molidos. Celebrada en las ferias de inventos y en las cafeterías más enteradas, la Aeropress se consigue en la Argentina por unos 330 pesos. Con la sencillez de las ideotas más geniales y sin respuestas ante la pregunta obvia (“¿cómo no se me ocurrió a mí?”), la bomba de vacío te puede dejar lleno de alegría cafetera.

Publicado en Clarín

Tags
Encontrá más notas similares en
Café del día

La Aeropress aterriza en la Argentina

12 Mar 2013

aeropress

Es uno de los mejores sistemas para preparar café. Y recién ahora llega a la Argentina. Con ustedes, la Aeropress. Creada por el voluntarioso Alan Alder en el 2005, es un sistema manual de erogación que, en estas poquísimas temporadas, consiguió multitudes de seguidores. Su acierto es la mezcla: es una combinación de prensa francesa con filtro de papel, que utiliza la presión del aire para preparar un café con más aceites y menos sedimentos en un tiempo récord. Primero se coloca el café adentro del tubo plástico, se vierte el agua caliente y se deja durante unos 10 segundos para que se mezcle bien. Después sólo habrá que utilizar la prensa manual para extraer la infusión. ¡Eureka! A la venta por 325 pesos en La tienda del barista, es un gadget portátil, liviano y unplugged, que se convirtió en fetiche de los baristas en las cafeterías gourmet de todo el mundo.

Print

Tags
Encontrá más notas similares en
Cafeteras