El cuerpo de un cafetero… por dentro

31 Ago 2015

Yahoo Health

¿Qué pasa en el cuerpo después de tomar un café? Ésta es la pregunta que se hicieron los inquisitivos periodistas de Yahoo! Health. Y las respuestas son contundentes. En el corazón, la presión sanguínea aumenta entre un 10 y un 15 por ciento en los 15 minutos posteriores a haber bebido una tacita. En los ojos, las pupilas se dilatan, con lo cual efectivamente se ve mejor. En el cerebro, uno se siente en el punto máximo de alerta exactamente a los 30 minutos de haber bebido, gracias a la cafeína. En el estómago, los jugos gástricos se incrementan entre un 10 y 15 por ciento, lo cual ayuda a la digestión. Y en el intestino y la vejiga, la acción se acelera por los componentes esteroides de la cafeína. Conclusión: no sería nada raro que deba ir corriendo al baño.

Encontrá más notas similares en
Salud

Qué pasa si dejás el café

25 Ago 2015

Caffeinated, libro

Mi peor pesadilla es que un médico me prohíba el café: ojalá no llegue ese día. Pero si dejara mi adicción recurrente, ¿qué sucedería en mi cuerpo? Abandonar la cafeína supone un proceso de desintoxicación que podría presentar algunos efectos colaterales: dolores de cabeza, dolores musculares o articulares, fatiga o cansancio extremo, cambios repentinos de humor, falta de capacidad para concentrarse y somnolencia. Según los médicos, como a toda adicción, conviene dejarla de a poco para no sufrir un síndrome de abstinencia. Además, la cafeína funciona como supresora del apetito y, al abandonarla, sube el hambre y se pueden ganar algunos kilos: lo mismo que le pasa al que deja el cigarrillo.

Bonus track: recomiendo el libro “Caffeinated”, de Murray Carpenter, que explora la influencia de la cafeína en nuestra vida cotidiana.

Encontrá más notas similares en
Salud

Qué le hace el café al cerebro

10 Ago 2015

Cerebro

Los italianos inventaron la máquina express, crearon el ristretto y ahora descubrieron qué le hace el café al cerebro. Malas noticias: tomar mucho a una edad avanzada puede afectar negativamente la capacidad mental e incluso provocar Alzheimer y demencia senil. Los científicos analizaron durante 3 años y medio los datos de casi 1.500 italianos, cuya edad oscilaba entre 65 y 84 años. El estudio mostró que los que mantuvieron su hábito de consumo moderado de café (de 1 a 2 tazas al día) tenían menor riesgo de desarrollar un deterioro cognitivo que los que no bebían café o lo hacían raramente. Al mismo tiempo, los ancianos que empezaron a consumir más tazas de lo habitual, eran 1,5 vez más propensos a desarrollar un deterioro cognitivo y 2 veces más que los que redujeron el consumo. ¿De qué se habla acá? Del deterioro cognitivo moderado: disminución de la memoria y capacidad de concentración y de aprender y resolver problemas intelectuales. Dichos trastornos pueden ser la etapa previa del Alzheimer y de la demencia senil.

Encontrá más notas similares en
Salud

Cafeína para el corredor

27 Jul 2015

Mo Farah

¿La cafeína te puede hacer correr mejor? Parece que sí. Después de mucho tiempo de haber considerado la cafeína como enemiga del atleta, porque causa deshidratación, ahora se está revalorizando. Pero esta vez la buena nueva no llega desde una innota universidad extranjera: “Veinte minutos antes de una carrera me tomo un café”, escribió el corredor Mo Farah en su autobiografía Twin Ambitions: “Cuando llego a la pista ya siento el subidón de la cafeína”. Tras estas líneas se produjo un módico revuelvo deportivo en Gran Bretaña, donde algunos nutricionistas insistieron en que la cafeína deshidrata a los deportistas pero otros médicos confirmaron lo que era una intuición para el corredor: si bien no produce una gran inyección de energía, mantiene parejos los niveles en carreras largas.

Encontrá más notas similares en
Salud

Los cuatro elementos para la vida eterna

29 Jun 2015

Taza, corazón

Chocolate, vino, sexo y café: los cuatro elementos cotidianos que ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares. El cardiólogo mexicano José Manuel Enciso realiza investigaciones para sustentar científicamente los efectos positivos que los cuatro tienen en dosis moderadas y con la frecuencia adecuada. Sobre el chocolate dijo que el cacao contiene epicatequina, con elementos antioxidantes muy potentes y que beneficia a las arterias: se recomienda consumir una “ficha de dominó” de chocolate natural al día. El vino es cardioprotector y se deben consumir dos onzas al día. El sexo es generador de endorfinas, estimulantes y reconstructivas. Y el café natural (molido del grano) es una bebida antioxidante: se recomienda consumir dos o tres tazas al día. ¡Y larga vida al bebedor!

Encontrá más notas similares en
General / Salud