Cómo saber si estás tomando demasiado café

13 Feb 2017

Aun para los fanáticos, la dosis diaria de café puede ser… mucho café. ¿Cómo darte cuenta si estás tomando demasiado? Hay algunos síntomas físicos. ¿Tenés demasiada energía? Pareciera algo bueno, pero no es así. El café no sólo estimula el sistema nervioso central sino que bloquea los receptores de adenosina mientras acelera la adrenalina y la dopamina, un combo que podría ponerte a saltar sin razón. Pero una activación así puede causar ansiedad, un ritmo cardiaco acelerado, irritabilidad y cambios de humor. ¿Tenés bajones durante el día? El café puede llevarte del cansancio a un estado enérgico en minutos. Pero cuando la subida de energía baja, podrías sentirte mal. Y es que muchos se confían en el empujón de energía, pero en realidad es tan sólo energía falsa.

¿Vas mucho al baño? El café es un diurético. Y aunque se dijo que no deshidrata, si lo tomás en exceso sin beber agua no hidratarás tu cuerpo. ¿Tenés un tic en el ojo? La cafeína puede ser la culpable porque la liberación de la serotonina y la noradrenalina, unos neurotransmisores exitatorios, pueden incrementar la reactividad de los músculos y los nervios. ¿Tu sueño es un caos? El café puede sabotear tus patrones de sueño, deteriorando su calidad y cantidad. También afecta tu ritmo cardíaco, haciéndote sentir peor al día siguiente. Lo peor es que es un círculo vicioso porque el café te quitará energía pero lo buscarás para recuperarla.

Encontrá más notas similares en
Salud