Un café muy muy hot

05 Ago 2016

MoonFyre

Entusiastas del café, cultores de lo raro, practicantes del sexo fuerte: todos son bienvenidos. El MoonFyre Café abrió sus puertas en Portland, Estados Unidos, y se presenta como la primera cafetería para degustar un buen espresso y, a la vez, compartir experiencias sobre sexo. Estrictamente prohibido para menores de 18, tiene tres espacios: una cafetería tradicional, un centro educativo y una mazmorra para que puedan practicar sus actividades los cultores del sadomasoquismo (quienes se dedican al sexo de manera profesional tienen descuento en las consumiciones). La dueña del MoonFyre, la dominatriz Pixie Fyre, dice que el espacio más importante es el café: un punto de encuentro social para aquellos que gustan tanto de hablar como de practicar el acto en cuestión.

Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías