Buenos Aires ya tiene su… cafeteguía

15 May 2017

Como las grandes ciudades del mundo, Buenos Aires ya tiene propia guía de cafeterías: se llama Cafeteguía y está disponible en los navegadores y las redes sociales. Organizada por barrios y categorías (bares de especialidad o notables), la guía ofrece información valiosa sobre cada lugar: además del mapa y fotos, una descripción de las especialidades de la casa (por ejemplo, el espresso o los filtrados) y las amenidades que hacen de un lugar… el tercer lugar: si tiene wifi, si ofrece programas de membresía o si dicta cursos sobre café porque cada vez hay más porteños que quieren especializarse en la noble bebida.

Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

El campeón de los espressos

17 Oct 2016

 

tabac-cafe

Éste es el mejor espresso de los bares notables porteños. Así lo decidió el jurado del primer torneo #MaestrosDelCafé, que eligió a Tabac como el más destacado de la temporada actual. En la esquina de Libertador y Coronel Díaz, el clásico bar se remodeló hace menos de un año y, entre las incorporaciones flamantes, se distinguió una renovada pasión por el café (el joven barista David Díaz fue el encargado de prepararlo). Sintético, potente, con la espuma y la temperatura justas, el espresso recibió el máximo puntaje del jurado, integrado por este Sommelier de Café, entre otros. Ésta fue la primera edición del torneo organizado por la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés, y también participaron London City, Café de los Angelitos, Las Violetas, Florida Garden y La Biela. Todo el certamen se grabó en video (¡casi un reality!) y se puede ver en el Facebook del Sommelier (de paso, levanten un pulgar si todavía no lo hicieron).

Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

Dios salve a la cabina

05 Sep 2016

Kape Barako

La falta de espacio no es excusa: en Inglaterra, las antiguas cabinas telefónicas se convierten en cafeterías. Como un acto de resistencia frente a la invasión de los celulares, las cabinas rojas diseñadas por Giles Gilbert Scott en la década del 20 ahora se transforman para funcionar como pequeñas librerías, cafeterías o estaciones de wi-fi. En Hampstead, al norte de Londres, abrió Kape Barako, una cafetería minúscula regenteada por el paquistaní Umar Khalid junto con su esposa Alona. Con una máquina express empotrada en la cabina, sirven cafés, tés, chocolates, pastelería y hasta bebidas frías, a un precio menor que los bares de la zona, y encontraron entre aquellos que pasean perros a sus más fieles clientes.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

¿Qué hay de nuevo, viejo?

31 Ago 2016

Rabbitland

Primero fueron los cafés de gatos y en la variedad zoológica ahora llegan los cafés de conejos: en Hong Kong, una de las ciudades más pobladas del mundo, es casi imposible tener mascotas. Por eso abrió Rabbitland, una cafetería para amantes de los conejos. En el distrito comercial de Causeway Bay, la tienda alberga a doce conejos que interactúan con los parroquianos. Eso sí: está prohibido tirarles de las orejas. En pleno frenesí animal, en Tokio ya existen cafés de gatos y otros de animales menos domésticos: búhos y serpientes.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

Moleskine: cuadernos y café

26 Ago 2016

Moleskine Café

La combinación de café y cuaderno es imbatible: en mi caso, nunca voy a uno sin el otro (sí, todavía soy de los que escriben a mano). Por eso me suena lógico que Moleskine, la marca de cuadernos más famosa del mundo, haya abierto su propio café. Redefiniendo la idea de café literario, el bar Moleskine abrió hace unas semanas en Corso Garibaldi, en el barrio de Brera, Milán. Es un cruce entre café, galería de arte, tienda y biblioteca destinado, como dice Arrigo Berni, el capo de Moleskine, a la “clase creativa”, o sea la gente que todavía escribe en cuadernos. El espacio es limpio, como las libretas. Amplias ventanas unen exterior e interior y los mozos anotan con lápiz y papel. Ahora Moleskine se propone abrir otras sucursales en distintas capitales del mundo para animar a la cruza entre café y cuadernos, repletos de ideas, dibujos o garabatos.

Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

Postas de paso para elegir, beber y disfrutar

18 Ago 2016

La columna que escribió Nicolás Artusi en el diario La Nación sobre las “cuevas de café”.

Santa

El café es el nuevo vino: con la certeza indiscutible de un mundo siempre apurado por escuchar el último grito de la moda (hoy, la red social que supere a Snapchat o el jueguito que haga del Pokémon Go un entretenimiento tan demodé como la bolita), la parábola histórica por fin hace justicia. Tal vez en un tardío reconocimiento hacia la bebida que se descubrió hace más de mil años junto al Mar Rojo y que entonces se conoció como “vino árabe”, el café ahora también tiene sus varietales, sus cepas, sus cosechas. Y convertido en una nueva clase de saber social, tan admirado como aquel que posee el que sabe distinguir un Malbec de un Syrah con los ojos cerrados, es el tónico de una época que exige algunos de los atributos que ofrece la cafeína: rapidez y lucidez mental. Como cualquier practicante de una subcultura, el hombre cafeinizado se reúne en cuevas de café, como les digo a los templos platónicos donde el fanático se saca el gusto y, con el código compartido de los entendidos, pide un espresso de origen exótico o prueba una taza preparada con el grano de una cosecha impar.

En las cuevas de café el barista es amo, señor y patrón de sus dominios: hábil en el manejo de la cafetera express, también opera los métodos filtrados, como la Chemex o la Aeropress. Si es justo decir que el barista es el nuevo rockstar (como fueron antes los DJs, los artistas callejeros, los cocineros y los bartenders), con sus prismas y tubos de vidrio sin cables ni enchufes ofrece una prueba unplugged de su pericia acústica. A su alrededor se congrega una pequeña pero irreductible feligresía de fans que busca en la cueva un disfrute singular: el ristretto sintético y potente, el flat white que supone una variación en el cortado clásico o el cold brew coffee, el café filtrado frío como una limonada. Con la pericia técnica de un enólogo (y también, un poco de sanata), el bebedor experimentado compara el color de la crema, el espesor de la espuma, la intensidad del aroma, la complejidad del sabor, la permanencia del gusto: hace del trámite fugaz una experiencia hedonista.

La edición limitada de un grano de Ruanda o de Sumatra convierte al fanático en arqueólogo de bar y lo distingue de aquel que toma un café sin preguntarse qué hay detrás de la taza. Siempre curioso por los misterios del oro negro, no quiere eternizarse en una mesa para leer el diario (aunque no se conoce que ninguna cueva haya echado a nadie por haberse quedado toda la tarde con un café y diez vasitos de agua): a diferencia del cafetín porteño, una adaptación local de las “universidades del penique” londinenses donde por el precio de una infusión se dictaban todas las asignaturas de la vida, la cueva es posta de paso: si el café no debe enfriarse porque a los dos minutos ya pierde sus aromas y sabores, aquí se elige, se bebe, se disfruta y se sale, en búsqueda de un nuevo descubrimiento.

Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

Una experiencia para entendidos

17 Ago 2016

Negro cueva de café

Catoti

Las cuevas de café llegaron a la tapa del diario: La Nación publicó una nota sobre “el santuario de una experiencia para entendidos”. La noticia es que se amplía en Buenos Aires la oferta de lugares donde se aprecian el color de la crema, el espesor de la espuma y la complejidad del sabor. Y entre los lugares elegidos por el cronista se encuentran algunas de las cuevas más recientes y especializadas de la ciudad, como Negro, Shelter, Santa, La Unión, Catoti y All Saints, que desde distintos barrios se levantan como pequeños espacios de resistencia cafetera donde se rinde tributo a la mejor manera de tomar café.

Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

Un café muy muy hot

05 Ago 2016

MoonFyre

Entusiastas del café, cultores de lo raro, practicantes del sexo fuerte: todos son bienvenidos. El MoonFyre Café abrió sus puertas en Portland, Estados Unidos, y se presenta como la primera cafetería para degustar un buen espresso y, a la vez, compartir experiencias sobre sexo. Estrictamente prohibido para menores de 18, tiene tres espacios: una cafetería tradicional, un centro educativo y una mazmorra para que puedan practicar sus actividades los cultores del sadomasoquismo (quienes se dedican al sexo de manera profesional tienen descuento en las consumiciones). La dueña del MoonFyre, la dominatriz Pixie Fyre, dice que el espacio más importante es el café: un punto de encuentro social para aquellos que gustan tanto de hablar como de practicar el acto en cuestión.

Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

¿Cómo se dice “Friends” en chino?

02 Ago 2016

Friends, China

Un pedacito de la ciudad de Nueva York… en pleno Pekín: así describió el diario The New York Times su último hallazgo. Ni más ni menos que la adaptación china de Central Perk, la cafetería de la serie Friends, recreada hasta en el menor de sus detalles. “La versión pekinesa del famoso café se parece mucho a un set televisivo. Las vitrinas exhiben raras referencias de episodios, por ejemplo: un disco de Lionel Richie (que aparece en el octavo episodio de la tercera temporada), una copia del libro Qué se puede esperar cuando se está esperando (que forma parte de la trama del noveno episodio de la octava temporada) o una réplica del espejo del apartamento de Monica”, dice el corresponsal del diario. Detrás de la barra, el barista Du Xin prepara el café y tiene el pelo platinado como Gunther y al pedirle la contraseña del wifi la respuesta es previsible: iloverachel.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías

Los cinco mejores de Nueva York

08 Jun 2016

Parlour Coffee

Para mí, es la ciudad perfecta para tomar café (y además, el lugar donde sueño que me despierto cada vez que me duermo). En Nueva York se toma el mejor café del mundo. Y como tengo la suerte de viajar seguido, todos los años elijo la cafetería más notable de la temporada (pueden encontrar todos los posts en la columna de la derecha: hagan clic en Crónicas de viaje y empiecen a viajar con la cabeza). Pero además, la muy respetada revista New York se tomó la feliz tarea de elegir los cinco lugares absolutamente mejores para beber una taza allá. ¿Querés saber cuáles son? Hacé clic acá.

Tags
Encontrá más notas similares en
Ronda de cafeterías