El arte del buen café

01 Jun 2012

espresso-2

oleo-dixit“Tiene que ser negro como el diablo, caliente como el infierno, dulce como el amor y puro como un ángel”: con la retórica oscurantista de un sacerdote decimonónico, el cura francés Charles de Talleyrand no se refería al demonio en su sermón: hablaba del café. La bebida que les quitaba el sueño a los religiosos desde que fuera bautizada por el papa Clemente VIII amenazaba con convertirse en una obsesión para los espíritus recoletos. Ahí donde el “vino árabe” llegó del Medio Oriente hasta Europa para conquistar los corazones beatos, pronto se volvió un desafío para la tecnología de todas las épocas. ¿Cómo conseguir el café perfecto? Aunque parece un invento milenario, la máquina express recién se patentó en 1938, creando una infusión llena de sabor, muy aromática y de cuerpo aterciopelado pero no fue hasta la década del ’60 (sí, la era de las misiones espaciales) que la ingeniería puso un hombre en la Luna y un espresso celestial en la taza.

El café espresso es una bebida de origen italiano que se caracteriza por su rápida preparación y por su sabor más concentrado. Según la precisa definición de la enciclopedia Café, de la muy afrancesada Editorial Larousse, “es obtenido por percolación a alta presión (15 bares como mínimo); con este procedimiento, se obtiene un café más denso que con los demás, muy aromático y cubierto con una crema deliciosa cuyo color rojizo-dorado constituye un indicador de calidad”. Si desde siempre el café fue combustible intelectual para los estudiosos de las Sagradas Escrituras, el espresso se convirtió en el Santo Grial de los bebedores: es la síntesis de todo lo bueno de la infusión. Aroma, sabor, temperatura, cremosidad, textura. En un planeta con saberes cada vez más especializados, el Mundial de Baristas hace competir a los cafeteros con mejor mano en la preparación del espresso y hasta se alumbró la fórmula de la taza perfecta: “Tiene 30 mililitros de café, extraídos entre 20 y 30 segundos, aunque lo ideal serían 25. En sólido, se obtiene con 7 gramos de molido muy fino, prensado con una fuerza de 15 bares, para que filtre agua a 90° y produzca una crema de 3 milímetros”. Matemática, ¿estás ahí?

Además de la destreza personal, el secreto del espresso está en… la cafetera. Se empezó a fabricar en serie desde 1948 gracias a la chispa del ingeniero y barista italiano Achille Gaggia, que bautizó con su apellido a las máquinas más virtuosas y que logró fusionar dos cuestiones fundamentales para la preparación del café: el paso del agua por el grano molido es muy rápido (aquellos famosos 25 segundos), lo cual evita que se extraiga demasiada cafeína y así se garantiza una selección de los mejores aromas o sabores; y el agua está bajo presión a 15 bares, lo que permite la aparición de la tan mentada crema (o “tapita de espuma”) sobre la superficie del café. En la Argentina, los consumidores exigen mejorar la experiencia doméstica: reclaman tomar en sus casas un café similar (¡mejor!) al del bar de la esquina. Según los números del consumo masivo, ya se venden 4.000 cafeteras promedio por mes durante todo el año y la cifra sube a 10.000 en los meses de temporada alta de regalos: junio, octubre y diciembre.

El café puede ser una experiencia religiosa. La parábola del buen cafetero cuenta que el célebre cappuccino debe su nombre al “cappuccio” italiano, ni más ni menos que la caperucita que distingue a los monjes de la Orden de los Cappuccinos. Para algunos, el homenaje se debe a su creador, un sobrio sacerdote fanático de la infusión. Para otros, el café con leche coronado de espuma se parece a la capucha marrón puntiaguda y de ahí viene el tributo. Como sea, en el cappuccino la espuma o la crema tienen la misma importancia, o incluso más, que el café mismo. Si un viejo refrán peninsular dice que nunca debe tomarse después del mediodía, en su libro Culto al café, el maestro turco Yasar Karaoglu confirma: “En Italia es la bebida preferida para los desayunos y para acompañar pastas dulces”. Claro: ¿qué estómago aguanta tanta leche después de una grande de muzzarella?

Entre sus atributos, la cafetera express trae un vaporizador que expulsa aire caliente y que sirve para espumar la leche (siempre entera, porque la descremada no se espesa tanto). Sólo hay que servir una medida de leche en una jarra de aluminio o acero inoxidable y sumergir el vaporizador: hay que dejar entrar el aire caliente de a poco, moviendo la jarra rítmicamente, para que la espuma se reparta por toda la superficie, generando muchas burbujas. En el proceso, la leche no debe hervir, sólo hay que calentarla hasta 60 ó 70 grados. Una vez espumada, se sirve en un tazón de 150 centímetros cúbicos y después se le agrega el café espresso, según la fórmula: 1/3 de leche calentada al vapor, 1/3 de espuma y 1/3 de café. Como toque final, espolvorear la capucha blanca con cacao rallado. Beber hasta que se dibuje en el rostro un bigote blanco. Y disfrutar porque, según un dicho popular cubano, “un buen café con leche es una bendición de Dios”. Así sea.

Publicado en Guía Oleo

Encontrá más notas similares en
Historia del café

11 thoughts on “El arte del buen café”

  1. corburterilio

    This is really attention-grabbing, You’re a very professional blogger. I’ve joined your feed and look ahead to looking for extra of your magnificent post. Also, I have shared your website in my social networks!

  2. treadmill moving help

    Needed to draft you this very small remark just to thank you over again for all the pretty concepts you have discussed at this time. This is really pretty generous with you to convey without restraint all numerous people could have marketed as an e-book to help with making some money for their own end, precisely since you might well have tried it in case you wanted. Those good tips in addition worked to become good way to be certain that other people online have a similar eagerness just like my own to figure out way more in respect of this issue. I know there are a lot more pleasurable situations up front for many who take a look at your site.

  3. seo reporting software

    Throughout the grand design of things you actually get an A just for effort and hard work. Where exactly you actually misplaced everybody was in the facts. You know, people say, the devil is in the details… And it couldn’t be more true here. Having said that, allow me inform you what exactly did give good results. The authoring is actually highly powerful and this is probably why I am taking the effort in order to opine. I do not really make it a regular habit of doing that. Secondly, whilst I can see the jumps in reasoning you make, I am not necessarily convinced of how you appear to connect your details which in turn make the actual conclusion. For the moment I will, no doubt yield to your point however hope in the future you connect the facts much better.

  4. Website Designers London

    Good day! I could have sworn I’ve been to this site before but after reading through some of the post I realized it’s new to me. Nonetheless, I’m definitely glad I found it and I’ll be book-marking and checking back frequently!

  5. you could check here

    You are my inhalation, I own few web logs and rarely run out from post :). “Follow your inclinations with due regard to the policeman round the corner.” by W. Somerset Maugham.

  6. language courses abu dhabi

    I think this web site holds some very wonderful information for everyone. “It is easy enough to define what the Commonwealth is not. Indeed this is quite a popular pastime.” by Elizabeth II.

  7. Free Bets

    An interesting discussion is worth comment. I think that you should write more on this topic, it might not be a taboo subject but generally people are not enough to speak on such topics. To the next. Cheers

  8. laliga santander

    hello!,I like your writing so much! proportion we be in contact extra about your article on AOL? I require an expert on this house to unravel my problem. Maybe that’s you! Looking ahead to see you.

  9. buy fb fans

    Heya i’m for the primary time here. I found this board and I in finding It really useful & it helped me out a lot. I hope to give one thing back and aid others such as you aided me.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *