Una oda al sobrecito de azúcar argentino

10 feb 2012
por Nicolás Artusi
@sommelierdecafe

azucar-cabrales-sobre

“Por qué los sobrecitos de azúcar argentinos hacen un mejor café”: con este curioso título, la revista Condé Nast Traveler, una Biblia para los viajeros, celebra la medida justa. En su diario de notas por el mundo, el cronista celebra los 6,25 gramos de los sobres locales, una cantidad que se le antoja más útil que los 2 ó 4 gramos del terrón típico que se puede conseguir en cualquier bar yanqui. Y aunque los cafeteros de ley tomemos la infusión sin azúcar, él explica sus motivos: “En la Argentina, sólo hay que abrir el sobrecito, verterlo, revolver y… ¡voilá! Tu cafe estará perfectamente endulzado. Es la medida correcta“, dictamina y se queja de la indefinición yanqui al disponer el azúcar en un cuadradito que no termina siendo chicha ni limonada. Al final del texto concluye “demasiado grande siempre es mejor que demasiado chico” y, antes de que alguien acuse a los argentinos de ser muy derrochones con el azúcar, nos ilustra con el caso de Polonia donde los sobresotes traen… diez gramos.

Encontrá mas notas similares en
General