Como el café, el aceite también tiene sus “varietales”

21 Abr 2015

Olivar

Foodies, logoPrimero fue el vino. Después, el café. Ahora, el aceite: se empieza a hablar de “varietales”. Si es cierto que el mejor aceite es el que está todavía en la planta (en definitiva, como el vino o el café, es el resultado de una fruta), los varietales marcan el pulso del consumo inteligente. Y dentro de ellos, las “ediciones limitadas” (sí, como en el vino y el café). Este año, por ejemplo, se impone la Coratina en la etiqueta de Oliovita: nacida de la fruta “mejor expresada” de la cosecha anterior, puede cambiar cada temporada. Esta variedad típica italiana es la que se distinguió en las 1.400 hectáreas plantadas de olivares: según el “sommelier de aceites”, tiene un frutado medio, un picor intenso y un retrogusto amargo, ideal para acompañar carnes y verduras. Así, con cada variedad que se distingue de las otras, el aceite de oliva también ingresa en el mundo del consumo de calidad, una tendencia adorada por los foodies más exigentes.

Tags
Encontrá más notas similares en
Foodies