#CuatroComidas, un libro para ser devorado

03 May 2017

La reseña de la revista Brando sobre el nuevo libro de Nicolás Artusi, nuestro sommelier de café.

 “A Nicolás Artusi le gusta el desayuno”. Así empieza la reseña de mi nuevo libro #CuatroComidas publicada en la revista Brando. Sigue el periodista Tomás Lynch: “Porque no solo es el momento para comer unas tostadas con queso y beber el primero de sus bien amados cafés: es el tiempo de leer los diarios en papel, escuchar la radio y programar, en el mapa mental de su día, las coordenadas necesarias para llevar adelante su trabajo”.

¿Y qué más? “‘El desayuno fue la piedra fundacional del libro -dice-. Desde la nutrición y la dietética moderna se defiende la idea de largar a los niños a las escuelas con una buena carga de alimento encima, adscribiendo a esa vieja frase que afirma que uno tiene que desayunar como un rey, almorzar con un príncipe y cenar como un mendigo’. Lo que hizo Artusi fue preguntarse por qué. O mejor, desde cuándo y en qué contexto esta práctica era habitual y, como todo hábito, a qué tipo de vida y de modo laboral era funcional. “Desayuno viene de ‘deshacer el ayuno’ y hay algo que viene del ayuno monástico de la Alta Edad Media. Casi todas las culturas a través de la historia coinciden en que es la comida insustituible. Y la vida laboral moderna, como consecuencia de la Revolución Industrial, afirmó está lógica. En los países anglosajones el desayuno es todo un imperio, fuente enorme de calorías. También es la comida más conservadora: por lo general elegimos lo mismo cada día para desayunar, tiene una lógica funcionalista, no guarda una lógica hedonista”.

Estén atentos: en unos días, y como un obsequio especial a los lectores de este blog, se publicará el primer capítulo de #CuatroComidas, breve historia universal del desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena.

Encontrá más notas similares en
Cuatro comidas