Stumptown: el lugar del espresso mítico

06 Dic 2011

stumptown

i-love-new-york-taza-1Los pisos de mármol , la barra de nogal y los baristas, con la boina que impuso para el fanático de la infusión este Sommelier de café (je) confirman que Stumptown no sólo es la mejor cafetería de Manhattan sino que es la que tiene más estilo, aun en la ciudad donde hay sobredosis de glamour y horror por baldosa cuadrada. En el lobby del Ace Hotel (18 W 29th. Street), la barra domina el espacio, bendecida por la hilera de lámparas curvas que le aporta ambiente ensoñador en el dominio de la sobriedad. En tacitas de porcelana gruesa, el espresso de Stumptown es mítico: sea preparado con el House Blend, o con los varietales de origen El Salvador Kilimanjaro, Ethiopia Hache o Sumatra Lake Tawar (que se pueden llevar en cuartitos empaquetados con bolsillo), tiene la medida justa que no alcanza a completar el pocillo y ofrece una experiencia única: preciso en sus niveles de amargor y acidez, es simplemente maravilloso (acompaña vasito de agua de cortesía). Con esta embajada en Nueva York, la tostadora de Portland, Oregon, planta bandera y revoluciona el consumo cafeteril de la isla: “Siempre hay fila, pero vale la pena”, recomienda The New York Times, que celebra la nueva gran cosa nueva en cualquiera de sus manifestaciones y que consagra, como todos por acá, la soberbia y la maestría del espresso en su definición perfecta.

Tags
Encontrá más notas similares en
Crónicas de viaje

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *