El furor de las cápsulas cruza fronteras

22 Dic 2014

Dolce Gusto, cápsulas

La fiebre de las cápsulas como nueva fiebre del oro: la multinacional suiza Nestlé va desde Suiza hasta el lejano Oeste y abre una fábrica en el extranjero. La multinacional instalará en la ciudad de Montes Claros, en el estado brasileño de Minas Gerais, su primera fábrica de cápsulas de café afuera de Europa y la inversión será millonaria: unos 71 millones de dólares (186 millones de reales, en moneda local). La planta industrial abastecerá el mercado nacional y global desde el segundo semestre del año que viene y producirá unos 360 millones de cápsulas por temporada. Se dice que Nestlé usaría 60% de granos brasileños y el resto de otros orígenes como fórmula para sus cápsulas, pero no informó si serán de la marca popular Nescafé Dolce Gusto o de la más selecta Nespresso. El misterio se develará pronto.

Encontrá más notas similares en
Business Class